tumblr_n5ub1pq6vM1s96utdo1_400

Preferible ser flexible.

Una forma de entender la vida o una actitud amable para abordar la rutina. Lo flexible se adapta a las diferentes formas y permite otras aplicaciones, otros usos y recursos, en cambio, lo rígido no soporta cambiar de estatus, se mantiene inamovible en su forma y solo sabe encajar cuando encuentra a más como ellos, y forman una tribu, su tribu. Pero lo rígido estalla cuando la vida nos fuerza y nos exige un extra de entrega, un plus de dedicación o un esfuerzo de comprensión.

Ser flexible es contar con la posibilidad de soportar lo nuevo y lo mismo, lo distinto y lo igual, lo imprevisto y lo esperado. Sin miedo a los cambios, se vislumbran nuevas alternativas tanto en uno mismo como en los demás, porque a muchos les paraliza lo que no conocen, no dominan o no controlan bajo un pensamiento estricto de “esto no estaba previsto” o “esto no está en su sitio”… y el problema no es ese, el problema es la reacción emocional adversa que desencadena ese pensamiento, la persona dedica todos sus recursos a reestablecer cuanto antes el desequilibrio encontrado, y ya no sabe continuar hasta que todo vuelve a ser como antes, deseado por controlado.

La persona flexible establece prioridades y las reorganiza sobre la marcha; no siente la necesidad de seguir un orden o un ritual preprogramado, sabe cambiar de rutina, sabe adaptarse al tiempo que queda, sea o no el que quería, en cambio, la persona rígida entra en pánico cuando nada le sale como quería, cuando su prioridad no es atendida y sobre todo no sabe disfrutar de los nuevos esquemas que se le presentan.

Ser flexible no es ser impasible o indiferente aunque a veces se confundan estos términos; ser flexible es ser tolerante, moderado, ponderado también; es adaptarse a pensamientos divergentes, es no conformarse con lo primero que se le ocurre porque sabe que puede haber más opciones. Ser flexible determina el nivel de estrés que experimentamos, porque las cosas no generan estrés, el estrés lo generamos las personas cuando no sabemos encontrar vías de escape por donde eliminar parte de la tensión.

Ser flexible es ser un poco más libre, un poco más amable y un poco más feliz. Sé flexible, el mundo te lo agradecerá.

www.luisaretio.com

Posted in Sin categoría.

11 Comments

    • Gracias por comentarlo Sabina, quizás sea difícil, pero tómatelo como un reto e intenta cada día amasar un poco esa “plasti” endurecida, poco a poco, y siendo perseverantes iremos viendo como lo rígido se va volviendo moldeable y fácil. Un abrazo flexible y cariñoso.

  1. Se y entiendo perfectamente de lo que hablas.Yo al ser madre de seis hijos he tenido que ser acróbata e irme adaptando a todo lo que venía y además rápido , en el momento. Tienes que arbitrar muchos partidos a la vez. Después en la soledad meditas: ¿ habré actuado bien? , siempre queda en el aire la respuesta.
    Luis otro estupendo artículo.

    • Gracias Ana, y enhorabuena porque familias tan numerosa como la tuya cada vez quedan menos; ¿A más hijos más problemas? o ¿a más hijos más satisfacciones? Ambas cosas, seguro. Es cierto que tenemos que sacar lo mejor de cada uno y sobre todo saber/intuir qué tipo de intervenciones serán las más adecuadas en cada momento y con cada hijo/a..porque lo que funciona con uno puede que con otro/s no, esa creo que es la dificultad, educar casi casi que “a la carta”, pero es así, la empatía debe regir toda acción, y a la vez es fudamental que sea recíproca, es decir que nuestros hijos tienen que aprender a ser empáticos y al mismo tiempo responsables con las oblligaciones y responsabilidades dentro de cada estrutura de familia. Un abrazo flexible, grande y ancho para que abarque a toda esa “gran familia”.

    • Raquel, el aprendizaje y la conciliación no nos garantizan dicha flexibilidad. ..en muchos casos fuerza a las estructuras a situaciones extremas de exigencia que obliga a la asunción de esquemas que semejan flexión. .pero en realidad es tensión. Gracias por comentar.

  2. “Ser flexible es ser un poco más libre”
    Preciosa frase Luis.
    Entraré de vez en cuando por este mágico lugar que has creado, pues escribes genial.
    Otra extremeña por Sevilla, que intenta cuidar la espalda de tu mujer y de quien lo necesita.
    Una fisio.
    Esther.
    Besos!

    • Gracias Esther, por tus palabras y por cuidar la salud de mi mujer…
      La flexibilidad no es un concepto, es una actitud para mi de las más importantes de la vida. Yo con palabras y tú con tus manos, damos caricias al cuerpo y al alma, soma y psique, suma mágica, porque en todos los casos 1+1=1.
      De bellotary a bellotary… vuelve cuando quieras.
      Hasta pronto!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *